Mujeres

Conoce por qué la Claustrofobia es más Común en las Mujeres

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

A pesar de que puede llegar a parecer una cuestión de estereotipos o de generalizaciones, se ha podido demostrar a través de distintos estudios que se han llevado a cabo, el hecho de que en efecto, la claustrofobia es algo que padece más el género femenino que el masculino. ¿Te has preguntado alguna vez la razón por la cual sucede esto?

¿Qué es  la Claustrofobia?

Básicamente se podría decir que la Claustrofobia es el temor en gran proporción que se padece ante el hecho de tener que permanecer encerrados en un especio de dimensiones bastante reducidas, llegando a ser tan grande el temor de quien padezca esta patología, que incluso sólo el hecho de imaginarse en esta situación, ya podría producir un terror de gran magnitud en quienes padecen esta fobia.

¿Cómo se origina la Claustrofobia?

Se conocen distintos factores que se relacionan de manera directa con la aparición y el padecimiento de la Claustrofobia, aunque existen principalmente dos factores de gran peso que podrían explicar la aparición de esta patología.

Algunos estudios indican que la claustrofobia puede originarse debido a experiencias o traumas vividos durante el periodo de la infancia, los cuales van desarrollándose y manifestándose en manera de traumas y miedo en las etapas posteriores de nuestro crecimiento.

También, existen otras corrientes de pensamiento e investigaciones que relacionan la aparición de esta fobia directamente con factores genéticos, en caso de ser así, podría establecerse que el género femenino genéticamente puede presentar una mayor disposición que el género masculino para presentar el desarrollo de la claustrofobia.

¿Es en realidad la claustrofobia más común en las mujeres que en los hombres?

Como se mencionó anteriormente, a pesar de que no se cuentan con pruebas totalmente contundentes, se ha podido establecer durante distintos estudios llevados a cabo, que el género femenino, está más propenso a sufrir esta patología que el género masculino.

Un caso de esto puede verse reflejado en un experimento llevado a cabo con más de 55 mil pacientes, en donde se les sometía a los participantes a permanecer por un lapso mayor a los 30 minutos en un espacio bastante reducido.

Una vez realizada la prueba, al observar los resultados, estos arrojaron que una gran cantidad de mujeres, sobre todo aquellas que eran más jóvenes, se sentían más nerviosas e incómodas durante las pruebas, lo cual podría indicar el hecho de que existe la posibilidad de que este sea un patrón de género, en donde las mujeres estén más propensas a desarrollar este tipo de fobia.

 

 

Comments are closed.