Tecnología

La Tecnología 4G y sus Beneficios

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

A partir de la década de los noventa, una serie de aparatos comenzaron a llegar a los hogares del mundo, y al cabo de unos años, ya se habían convertido en un elemento indispensable para los habitantes de cualquier ciudad actual, por supuesto me refiero al teléfono celular. Un aparato que se asemejaba más a un ladrillo que a otra cosa, pero que podríamos trasladar a donde quiera que nos encontrásemos.

En principio su función consistía únicamente en permitir a sus operadores comunicarse con otras personas mediante las llamadas telefónicas, y durante un periodo relativamente largo permaneció funcionando de esta manera, pero poco a poco se le fueron agregando nuevas incorporaciones que eventualmente transformaron casi por completo a dicho objeto, convirtiendo a las llamadas telefónicas, solo en una característica más.

Su tamaño se redujo, su pantalla adquirió colores variados, sus sonidos evolucionaron (monofónico-polifónicos) y sus funciones se expandieron enormemente. Simplemente se transformó en un aparato tan indispensable como una licuadora o una nevera. Y cuando imaginábamos que el avance era mucho, emergieron los teléfonos inteligentes o “Smartphones”.

Casi pequeños androides creados para solucionar nuestros problemas cotidianos, los Smartphones igualan básicamente en utilidad a una computadora, (por lo menos para las cosas más básicas), y fue precisamente la conexión a internet lo que logró hacer de este nuevo género tecnológico, el boom del siglo XXI.

La recepción y transmisión de datos es básicamente la función que cumple la internet, y por ende a la par de los Smartphones, fueron desarrollados sistemas que permitieran a estos aparatos cumplir con esta misión: Recibir datos y emitirlos. Por supuesto que en sus inicios y como es común que ocurra, las primeras redes no eran de tan buena calidad como en la actualidad, así como en un futuro las actuales se verán seguramente superadas.

Surgió pues la tecnología 2G, precedida por la 3G, hasta llegar a la actual e imperante tecnología 4G (o tecnología de cuarta generación). Todas, desde la primera hasta la última son conexiones a internet directamente desde el móvil, lógicamente cada una resulta mejor que la anterior. Así por ejemplo, y con la nueva tecnología 4G podemos navegar a una velocidad de 100 Mb/s, mientras que la anterior tecnología 3G, solo permitía hacerlo a una velocidad de 10 Mb/s.

De tal manera que realizar cualquier actividad que implique la utilización del internet se podrá hacer en un menor periodo de tiempo, ya sea abrir una página web o escuchar alguna canción en YouTube. Lo mejor de todo es en varios países del mundo, este tipo de tecnología es totalmente gratis.

            Jugar en línea ya no representará el típico dolor de cabeza a consecuencia del lag, que es hasta 75% inferior en comparación a la tecnología 3G, pues establece conexiones de excelente calidad a tiempo real. La única desventaja aparentemente visible, es que no todos los teléfonos vienen adaptados para poder disfrutar de una red 4G, sin embargo es natural que esto ocurra con las tecnologías modernas. Eventualmente los teléfonos adaptados a tecnologías 4G, serán incompatibles con la 5G que, al parecer, estará lista para mediados del 2020.

Write A Comment